El 90% de las parejas que realizan un proceso de coaching evitan la separación. Esta es la realidad a la que hemos llegado tras dos años de análisis y resultados, un estudio que demuestra los efectos curativos del coaching, especialmente en las relaciones.

“El coaching de pareja salvó mi matrimonio”. Ana, clienta de Instituto de Coaching, nos cuenta cómo al inicio tenía una actitud más escéptica con respecto al procedimiento, pero finalmente consiguió tirar el muro que la mantenía separada de su pareja. “Había oído hablar del coaching, es algo que está de moda, pero desconocía que realmente podía reconducir una pareja”.

¿Cómo funciona el coaching de pareja?

El coaching de pareja tiene una duración que varía entre los tres y seis meses, aunque son las peculiaridades de cada caso las que van a marcar la duración del mismo. Este proceso se divide en tres fases fundamentales.

Sesiones dinámicas de coaching con las parejas

Las sesiones, de una hora de duración semanalmente, son dinámicas y distendidas. El coach plantea preguntas con el objetivo de trasparentar el conflicto creando diálogo y reflexión entre ambos. El objetivo es que sea la propia persona quien descubra con claridad lo que tiene delante y antes no podía ver.

El coach es un profesional de la inteligencia emocional. Reconoce la comunicación no verbal y entrena en el reconocimiento de las emociones que están paralizando a la persona.

Las emociones en sí mismas no son, ni buenas ni malas, sino útiles para la persona en un momento determinado. Por tanto, es fundamental un ejercicio de reflexión sobre qué quiero conseguir en este momento y si esta emoción que experimento me acerca a mi propósito.

Somos el apoyo que tu relación en pareja necesita

La fase de acompañamiento es una pieza fundamental y propia de Instituto Coaching. El proceso no se limita a las sesiones, sino que continúa entre sesión y sesión, cuando el cliente necesite hablar con el coach para plantear cualquier cuestión en cualquier momento.

Trabajamos juntos para que disfrutes de nuevo tu vida en pareja

El coaching reta a la persona a salir de su zona de confort. Constituye un aprendizaje continuo y mutuo que conlleva un cambio profundo en su modo de ver la vida. Para este fin, se diseñarán tareas breves como refuerzo de las sesiones.

No todas las parejas que acuden a coaching están en el estado de plantearse una hipotética separación. De hecho, como “coaches” debemos hacer pedagogía en cuanto a recomendar acudir a un coach para tratar de temas que pueden afectar a cualquier relación, como la dificultad en la comunicación que, con el tiempo, desemboca en una pérdida de ilusión en la pareja poniendo la relación en riesgo.

Damos la oportunidad de tratar un problema antes de que surja con un coaching periódico que mantenga el diálogo y la ilusión con la que un día empezaron. Te esperamos en Instituto de Coaching donde estaremos encantados de hablar contigo y resolver las cuestiones que quieras plantearnos.