Qué es coaching jurídico

El coaching es un proceso de acompañamiento confidencial, personalizado y dinámico para llevar al abogado/a y a su despacho al máximo desempeño. El coaching jurídico añade mentorización para la adquisición de habilidades propias de la profesión. El coach jurídico cuenta con formación jurídica y psicológica, con postgrado en coaching por lo que su experiencia como abogado le aporta una situación privilegiada para comprender a lo que se enfrenta el jurista a lo largo de su carrera.

El coaching no se encuadra en el ámbito de la salud, sino en el de la empresa. No es terapia, no hereda el patrón de la medicina, no diagnostica, sino que mejora resultados a través de técnicas de gestión empresarial.

El coaching utiliza una metodología estructurada, no es un proceso de desarrollo personal. Entre los métodos más utilizados se encuentran el CRA, GROW, ACHIEVE o INCOMES.

En las sesiones de coaching, se utilizan las siguientes herramientas:

Herramientas internas como la observación y preguntas poderosas.

Herramientas externas en soporte físico o en la persona del sujeto: Diagramas, Tableros, Rol play y metaposiciones y otras técnicas proyectivas.

Cuenta con una terminología propia: Foco, brecha, anclajes…

La peculiar figura del coach

Es una relación de máxima confianza. Es un entrenador, que conoce tu personalidad, lo que te motiva, tus miedos, tus sueños, tus fortalezas y debilidades. Trabaja en absoluta confidencialidad. La filosofía sobre la que actúa es “tienes dentro de ti lo necesario para tener éxito” y “quién tiene el problema, tiene la solución”.

Trabaja con el sistema límbico, más que sobre el sistema racional (el sistema emocional, el de la voluntad, el de tus valores, el de tus miedos, el de tus hábitos… ) y su labor consiste en dos puntos:

  1. Elaborar un PLAN DE ACCIÓN: Determinar qué quieres conseguir, elaborando un plan de acción con micro objetivos diarios.
  2. Ser un elemento MOTIVADOR: Motivar constantemente para dotarte de fuerza de voluntad y para que no abandones el proceso ante las dificultades que surjan.

El coach es el profesional de la acción y la motivación. Puedes dirigirte a él cuando lo necesites. Se encarga de que no abandones tus sueños y de que te mantengas enfocado en todo momento. Checkea que vayas consiguiendo tus objetivos día a día.

¿A quién se dirige el coaching jurídico?

El coaching jurídico es una herramienta óptima para los profesionales del derecho. Tiene 3 líneas de actuación:

1. A nivel individual o ejecutivo

Busca el bienestar y la productividad del jurista a través de sesiones individuales presenciales o por videoconferencia.

En el ámbito del bienestar

Atendiendo a temas como el estrés en el abogado, el síndrome burnout, las dificultades para conciliar, los estados de ánimo provocados por causas profesionales y también personales.

-En el ámbito de la productividad

Se trabajan de forma individual las habilidades directivas y habilidades del abogado.

Las habilidades directivas: competencias de liderazgo, la proactividad, como comunicar con asertividad, técnicas para dar feedback, gestión del tiempo, el trato con el cliente, elaborar la marca personal.

Las habilidades del abogado: Oratoria, técnicas de interrogatorio, técnicas de programación neurolingüística para conectar en la sala y conectar con el juez.

El proceso de coaching jurídico individual o ejecutivo suele tener una duración media de 6 meses.

2. A nivel despacho

El coach jurídico se introduce en el despacho y acompaña a sus miembros en la implementación del cambio, para lo cual realizan diversas consultorías:

Consultoría para el liderazgo del abogado 360º

El abogado del siglo XXI ya no se limita a solucionar problemas jurídicos, sino que es un verdadero empresario y debe saber gestionar proyectos, gestionar una cartera de clientes, habilidades de liderazgo y tener claro su misión, visión y valores.

Consultoría Legal Project Management

En ella se implementa en el despacho la mentalidad de la gestión por proyectos. Un proyecto trasciende los límites de un asunto jurídico. Se aplican herramientas AGILES como LEAN, KANBAN o SCRUM y se consigue llevar al bufete al máximo desempeño, optimizando costes y demás recursos.

Consultoría para el diseño del bufete

El bufete es una empresa. Sin embargo, no suele tener implantado un sistema de reuniones de socios y con el equipo. En este programa se realiza la descripción de puestos, se asigna cada persona allí dónde es excelente y se identifican situaciones de burnout.

Consultoría de Team Building

Los beneficios en las empresas de cualquier tamaño de programas de engagement están demostrados. En ellos se desarrollan dinámicas para hacer crecer el sentimiento de pertenencia y alinear los valores personales con los del despacho.

En ocasiones este programa también se realiza en una sola sesión, coincidiendo con las vacaciones de Navidad o para celebrar el fin de año judicial, acompañado de un evento lúdico como un scape room o actividad virtual.

Consultoría de Neuromarketing

Saber vender los servicios jurídicos. La venta en el siglo XXI es más que nunca una transferencia de emociones. Las nuevas formas de ejercer la abogacía van desde el outsourcing de servicios jurídicos, a la consultoría, más allá de la abogacía tradicional. Es fundamental el diseño del producto adecuado a la necesidad del cliente, y conectar con lo que espera de nosotros.

Consultoría Wellbeing Advocate

La profesión de abogada/o es una de las que sufre más de estrés. Por ello, las sesiones de mindfulness en el despacho son una herramienta infalible para la productividad. El mindfulness trabaja el enfoque en el “aquí y ahora”, mejorando la concentración, la memoria y las relaciones sociales.

Consultoría estrategias de Programación Neurolingüística en el juicio

Está demostrado que las personas actuamos según mapas mentales. A través de la observación de cómo el juez y demás operadores jurídicos hablan y su expresión corporal, podemos llegar a su mapa mental y así empatizar y conectar con él. Especialmente útil en los interrogatorios y en los informes en sala, las técnicas de oratoria y la comunicación verbal y no verbal han demostrado ser en no pocas ocasiones determinantes para el resultado judicial.

3. A nivel clientes del abogado

Uno de los escapes de tiempo que más relatan los abogados es atender emocionalmente a sus clientes.

El coaching jurídico constituye una herramienta para los clientes en dos sentidos:

1. Acompañamiento emocional durante todo el proceso judicial

Los largos procesos y la materia, en ocasiones muy sensible, hacen que las personas necesiten una asistencia que trasciende lo jurídico.

Los abogados aprovechan la figura del coach jurídico para además entrenar al cliente en la estrategia procesal, y dotar al proceso de más fluidez.

2. Preparación para la vista.

No son pocos los juicios que se han perdido por una mala puesta en escena de un cliente. Una salida de tono con el juez, o los propios nervios, pueden ser fatales. Por el contrario, nuestra experiencia nos dice que procesos con pocas posibilidades han tenido finales felices por la buena preparación del cliente para la vista.

Te animamos a elegir el programa que más se adapte a las necesidades tuyas o de tu despacho y te esperamos en institutodecoaching.com dónde puedes encontrar más información de cada uno de los programas.

Patricia Tudó

Patricia Tudó

Patricia Tudó es abogada con 15 años de experiencia como directiva en varias firmas de abogacía y como directiva de RRHH en la función pública.
Estudió Derecho en la Universidad de Sevilla y Psicología en la Universidad Oberta de Catalunya. Máster en Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística por la Universidad San Pablo CEU (1500 horas). Master en práctica jurídica (800 h). Mediadora por la Universidad Rey Juan Carlos.
Coach certificada por la Asociación Española de Coaching (ASESCO). Miembro de la asociación de Interim Management (AIME). Consultora en RRHH.
CEO de Instituto de Coaching Jurídico y Empresa desde 2014. Dirige un equipo multidisciplinar de especialistas en coaching provenientes de los sectores de la abogacía, psicología, ingeniería, farmacia y economía. Cuentan con 10.000 horas de coaching ejecutivo a directivos y consultoría a sus equipos.

Servicios de coaching jurídico:

1. Al profesional del derecho: Sesiones de coaching ejecutivo para aumentar la productividad personal, profesional, la gestión emocional y las habilidades del abogado.

2. Al despacho, con programas de consultoría sobre neuromarketing, liderazgo, gestión, recursos humanos, mindfulness, legal agile.

3. A sus clientes en la gestión emocional del proceso, en la estrategia procesal y la preparación de la vista.